fbpx

¿Sabes lo que tu cuerpo trata de decirte?

“Descúbrelo a través de la Conciencia Corporal”

¿Quieres empezar a conectar con tu cuerpo?

Cuando estás en sintonía con tu cuerpo:

  • Obtienes información privilegiada sobre tí en cualquier momento que desees. Vives a través de la sabiduría natural de tu cuerpo.
  • Sanas las heridas de un pasado que puede estar presente en tu cuerpo y por tanto, en tu manera de pensar y sentir.
  • Entiendes que no enfermas, sino que te deslizas lentamente hacia la enfermedad
  • Aumenta tu capacidad de gozo. La vida se transforma en un regalo, porque al aceptar cada célula de tu cuerpo, hay deleite en el mero hecho de sentirte vivo.
  • Te amas. Te aceptas. Te gustas y te cuidas
  • Tus relaciones personales se transforman. Y comienzas a modificar y sentirte agradecido por la relación que mantienes con los demás. 

Es posible vivir estando presentes en nuestro propio cuerpo, dejando atrás el sufrimiento por una vida marcada por condicionamientos y creencias erróneas acerca de nosotras y del mundo.  Tan sólo necesitas atreverte a comenzar y decidirte a ello.

Y sé que es posible porque he estado exactamente igual que tu ahora y pude transformar mi vida aprendiendo a habitar mi cuerpo.

"Una voz interior te dice que hay mucho más en tu vida y en ti mismo de lo que eres capaz de experimentar en este momento" (E. Pierrakos)

Somos energía

Nuestro cuerpo está compuesto de energía. Somos esa energía. Y ésta no puede ser destruida, sólo transformada. Nuestra conciencia corporal da forma a la energía que circula en nosotros y la dirige. Nos basta con prestar atención a nuestras manos para provocar sensaciones en ellas, que no es otra cosa que una alteración en el flujo energético.

Tener conciencia corporal es atender a nuestro cuerpo. La forma en la que  lo atendamos, moldeará su energía. Por eso es tan importante desarrollar nuestra conciencia corporal. Porque gracias a ella aprendemos a sentir nuestra energía vital. Energía que puede manifestarse de múltiples maneras; como tensión física, dolor, hormigueo, palpitaciones, hiperactividad o desgana, necesidad de movernos, o de estirarnos, embotamiento, aburrimiento, ganas de bailar… todas ellas son el resultado del grado de energía que tenemos en ese momento.

¡Hola! Me llamo Maite Malcorra y soy psicóloga especializada en Conciencia Corporal

Ayudo a personas (especialmente a mujeres) a tomar contacto con su cuerpo para poder conocerse, aceptarse y transformarse. 

Yo también viví muchos años rechazándome a nivel físico e inevitablemente también a nivel emocional.  Cuando retomé la conciencia de mi cuerpo, mi vida se transformó. Y ahora enseño a otras personas a que sepan cómo hacerlo para disfrutar de una vida mejor.

Éstas son la dos herramientas con las que trabajo:

Conciencia Corporal

Desarrolla tu conciencia corporal: Naciste con la capacidad de conectar con tu cuerpo y vivir a través de él. A medida que fuiste creciendo, perdiste esa conexión, porque no nos enseñan a mantenerla y desarrollarla. Todos podemos recuperar nuestro diálogo con el cuerpo. Y yo puedo guiarte para que recuperes tu conciencia corporal.

Descubriéndome

En este apartado  que he llamado "Descubriéndome" abordaremos no sólo aspectos de nuestra conciencia corporal, sino que incluiremos otros enfoques que forman parte de la experiencia que tenemos como seres humanos. Hablaremos de los entresijos de la mente y de las emociones. De nuestros defectos y virtudes...

Para poder asumir y ejercer el poder sobre nuestra propia vida, el primer paso consiste en tomar conciencia de nuestro propio cuerpo.

Tras más de 10 años trabajando sobre mi conciencia corporal, he descubierto muchas cosas sobre mi misma:

No me quería, ni me aceptaba

Quien iba a decirme que detrás de todo ese carácter que tengo, se escondía una terrible falta de autoestima y amor propio. He tenido que sanar heridas de mi pasado que quedaron grabadas en mi cuerpo, para aprender a quererme. Y sé que tengo que nutrirme, reconectar siempre con cuerpo, si quiero sentirme bien a nivel emocional.

Mis relaciones eran un desastre

Cada vez que me embarcaba en un intento de noviazgo, me transformaba en "otra yo". Todos mis miedos florecían y sufría muchísimo. Cuando encontré el Yoga, fue por desamor. Y lo que aportó a mi vida fue un auténtico regalo. A través de mis relaciones, me conozco realmente y puedo llegar a ser una persona realmente amorosa.

La felicidad no es lo que creía

Tuve que deshacer muchas creencias con respecto a la felicidad. Es curioso que nos cueste ser felices. A día de hoy se que la felicidad no está fuer de mí, sino dentro. Existe en el gozo de sentir, de vivir el momento en ausencia de pensamientos limitantes, estar presente con todo mi cuerpo en todo lo que hago.

La riqueza o la pobreza de nuestra experiencia corporal, determina nuestra visión de todo lo demás.

¿Has tenido un mal día y quieres mejorarlo?

¡Tan sólo necesitas unos minutos!

Descarga este audio donde enseñaré un ejercicio de conciencia corporal que te ayudará a sentirte mucho mejor:

¿Qué te gustaría conseguir?

Puedes seguirme en redes sociales