fbpx

¿Tengo que ir a un psicólogo?

La ayuda psicológica

Todos nosotros, quien más y quien menos, vive con algún grado de sufrimiento. Siempre hay circunstancias difíciles en la vida de todo ser humano. A nuestra manera prácticamente todos tenemos nuestra propia lucha personal. Y muchas veces nuestros intentos por manejar la situación lo mejor posible, fallan. Es entonces cuando nos planteamos buscar la ayuda de un psicólogo.

Se podría decir que la vida se abre ante nosotros con fuentes infinitas de satisfacción, pero inevitablemente también puede mostrarte su parte más oscura. No podemos dudar de que todos somos vulnerables. El sufrimiento está ahí, en cualquier esquina, esperándonos.

Haber vivido experiencias traumáticas en el pasado, nos hace aún más vulnerables.  Pero además hay situaciones en la vida que nos hacen pasar momentos duros: la muerte de un ser querido, un despido,un divorcio o padecer alguna enfermedad y todos ellos pueden dejarnos exhaustos y perdidos a nivel emocional/psicológico.

Otras veces no parece que haya ninguna explicación a nuestro malestar. Y a pesar de ello no nos vemos capaces de encontrarnos bien. Tal vez nos sintamos tristes o preocupados. Quizás hayamos perdido nuestra capacidad de disfrutar de la vida.

En otras ocasiones lo que genera sufrimiento puede venir del modo en el que nos relacionamos con los demás. Debido a esto, puede que sintamos que no tenemos una buena relación de pareja o con nuestros hijos. Quizás nos cueste hacer amigos. Tal vez no sepamos tener relaciones de calidad con los demás y eso nos lleve a vivir con una sensación de soledad permanente.

Las fuentes del sufrimiento humano son múltiples y aunque a veces está claro lo que nos hace sufrir, en ocasiones nos hace falta la ayuda de un psicólogo para comprender qué es lo que nos está sucediendo.

Cuándo buscar la ayuda de un psicólogo

​Si nos doliera la cadera, no dudaríamos en acudir al traumatólogo. Pero ¿aplicamos esta lógica ante los problemas de índole emocional o mental? Lamentablemente no. Parece que nos cuesta admitir que necesitemos ayuda psicológica para poder modificar nuestra manera de pensar, sentir o actuar.

Puede que detrás de todo esté el miedo a lo desconocido. No sabemos muy bien qué es eso de ir al psicólogo. Nos cuesta admitir que de vez en cuando “se nos va la cabeza”. No es común que hablemos con los demás de las situaciones que nos superan emocionalmente. Ni de nuestros miedos más profundos. 

Todo lo que nos hace sufrir, es producto de nuestra mente. De cómo pensamos. Lo que nos ocurre en la vida es muchas veces inevitable. Pero lo que pensamos sobre ello, es lo que realmente nos hace sufrir.

>> Estas son las preguntas que debes hacerte para saber si sería una buena opción acudir a un psicólogo:

¿Estoy sufriendo? ¿estoy pasándolo realmente mal y lo hago bastante a menudo? ¿está mi malestar afectando a otras áreas de mi vida, como es trabajo, mi relación de pareja, mi salud…?

¿Puedo controlarlo? A pesar del esfuerzo que hago por estar mejor, ¿sigo sintiéndome mal?

Si sufres a menudo, y esto está afectando a otras áreas de tu vida. Y si además, has hecho intentos por mejorar tu estado, pero no puedes o no da resultado, entonces puedes beneficiarte de una buena terapia psicológica. 

No lo demores, porque en cuanto acudas a ver a un buen profesional, te preguntarás que por qué has tardado tanto tiempo en ir. ¡Y lo se, porque he estado en una situación similar, más de una vez! Te hablaré de ello, en un próximo post.

Hasta pronto.

Compártelo si crees que puede ser interesante para alguien:

Share on facebook
Share on whatsapp

Si quieres saber más, no te pierdas estos posts sobre autoconocimiento:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El momento de buscar ayuda psicológica

Puede que estés buscando ayuda psicológica por diversas razones. Ya sea por un problema que ya tienes desde hace mucho tiempo y simplemente no parece mejorar. O puede ser una crisis reciente que te esté causando angustia. Quizás te sientas abrumado por las emociones o los síntomas físicos. O simplemente estás viviendo a vida como vacía de significado o intensidad.

En todos estos casos, puede que sea el momento propicio para pedir la ayuda de un psicólogo.

No hace falta que estemos sufriendo un trastorno mental grave. Muchas veces los problemas más duros de afrontar, son aquellos que se guardan en silencio porque no los consideramos importantes. Aquellos que van haciendo mella lentamente. Poco a poco.

Siempre viene bien que alguien que entiende el sufrimiento que estás viviendo, te ayude a enfrentar las cosas de una manera mucho más efectiva y gratificante.  A través de la orientación psicológica podremos enfrentar el sufrimiento, entenderlo, conocerlo mejor. Atender todo aquello que está pendiente y que nos hace daño hoy.

A través del proceso terapéutico nos acercamos a la comprensión de nuestros problemas. Obtenemos nuevas perspectivas y aprendemos maneras novedosas de pensar y actuar. Buscar la ayuda de un psicólogo, no sólo nos permite resolver problemas, sino que también puede iniciarte en el maravilloso camino del auto-conocimiento y del desarrollo personal. Un viaje hacia una mejor versión de ti mismo, más consciente, más vital y más feliz.

Si quieres saber cómo buscar un psicólogo, nuestros amigos de “Psicología y Mente” te dicen cómo hacerlo correctamente.

Orientación psicológica en Tenerife

A través del cuerpo” es un espacio que he creado para acompañarte, con la intención de que sepas que no estás solo ante las dificultades de la vida. Es un lugar donde comparto mi pasión por el desarrollo personal y la psicología. 

Me he especializado en ayudar con aquellos problemas que aparentemente no son importantes, pero que en realidad afectan a la persona que los padece de manera considerable. Ofrezco orientación psicológica para todos aquellos que sufren y no saben cómo solucionar sus problemas.

No dudes en preguntarme cualquier cosa. Muchas veces nos da miedo preguntar. Pero a mí me encanta que me pregunten. Estaré encantadísima de responderte lo antes posible.

Puedes contactar conmigo aquí.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp