fbpx

Superé una crisis gracias al Yoga

Tenía 25 añitos y vivía en el sur de Tenerife con mi pareja de entonces. La situación entre nosotros estaba realmente mal. No parábamos de discutir. No estaba pasando por una buena etapa en mi vida. Me tenían explotada en el trabajo, vivía lejos de mi familia y amigos y además mi relación de pareja no me satisfacía.

Pero no me atrevía a dar el paso para el cambio. No quería quedarme sola. Pensaba que si dejaba a mi pareja, me quedaría eternamente soltera (sí, ahora lo pienso y me entra la risa). Pero por entonces esos miedos eran reales. Estaba metida en una de esas crisis personales que te dejan totalmente desorientada. Tenía que hacer frente a mi miedo a la soledad porque realmente no sabía estar sola.

Tenía que hacer frente a mi miedo a la soledad, porque no sabía estar sola.

Mi hermana me había hablado del Yoga y me animaba a probarlo. Y no lo hice hasta que, un día de esos en los que pierdes el tiempo en internet, encontré a Wai Lana y sus vídeos de Yoga. Por aquel entonces la oferta de vídeos de Yoga era bastante escasa, así que eso era lo único que tenía. Y ese fue el comienzo de mi práctica de yoga.

Los beneficios que obtuve fueron inmediatos. Gracias a ese ratito que me dedicaba casi a diario, empecé a sentirme más tranquila. Calmada. Podía desviar la atención de mis pensamientos catastrofistas y limitarme a sentir mi cuerpo y disfrutarlo. Pronto noté un aumento general de energía. Dejé de quedarme en casa enfadada con el mundo e iba a la playa, a pasear y al monte. Y día tras día fue desapareciendo el malestar que sentía. Empecé a poder controlar la ansiedad, el miedo y pude indagar en mí con más claridad.

"A través del Yoga pude controlar la ansiedad, el miedo y pude indagar en mí con más claridad"

Hoy puedo decir que la práctica de yoga de entonces, me ayudó muchísimo. En aquel momento no sabía nada de conciencia corporal, ni de estar conectada con mi cuerpo. Solo sabía que si practicaba me sentía muy bien. Que podía conectar con mi fuerza interior cuando sentía miedo. Que era capaz de hacer lo que me propusiera. En aquel momento, la práctica de yoga me permitió confiar en mí y desde entonces pude disfrutar de mi soledad.

Finalmente me atreví a romper con mi pareja. Y aunque lo que vino después no fue nada fácil, ya tenía una valiosa herramienta con la que hacer frente a los días difíciles.

Desde aquella época el Yoga forma parte de mi vida. Y para mí ha sido una fuente de autoconocimiento increíble, además de que me ha permitido sentirme físicamente fuerte y flexible.

No soy la misma persona que hace quince años y ya no practico yoga de la misma forma que en mi juventud. El modo de practicar, el conocimiento que adquiero y lo que me aporta se ha transformado a medida que lo ha hecho mi vida. Pero lo cierto es que siempre está ahí conmigo. Como si fuera mi super poder, mi arma secreta. Y es maravilloso.

"El Yoga es mi super poder, el arma secreta que me ayuda a hacer frente a las dificultades. de la vida"

¿Te gustaría tener una sesión de Yoga Terapéutico?

¡Hola! Me llamo Maite Malcorra y soy psicóloga y profesora de Yoga Terapéutico. Si quieres tener una sesión  conmigo puedes hacerlo aquí mismo:

Compártelo si crees que puede ser interesante para alguien:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si quieres saber más, no te pierdas estos posts sobre Yoga Terapéutico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.