fbpx

5 beneficios mentales de la práctica de Yoga

Beneficios del yoga en cuerpo y mente

Tras más de 15 años de práctica de Yoga y de diez años dedicándome a su enseñanza he tenido el gran placer de experimentar el poder de transformación que tiene para la vida de todo aquel que lo practica. Es indudable que practicar yoga ayuda a nuestra salud física, pero hoy te hablaré de los beneficios mentales de la práctica del yoga.

La mayor parte de las personas que acuden a consulta psicológica, lo hacen por problemas de índole mental/emocional. En mi trabajo profesional ayudo a estas personas a verse como algo más que sus pensamientos y emociones, incorporando el trabajo corporal en las sesiones. De esa manera mis pacientes se permiten el lujo de explorar la relación que existe entre sus cuerpos y sus estados mentales y emocionales.

Cuando nos sentimos mal, desconectados, insatisfechos con la vida y con los demás. Cuando tenemos la sensación de estar solos o abandonados. Podemos volver a conectar con nuestro cuerpo para transformar nuestra vida. Y una de las herramientas más potentes que existen para ello, es la práctica del Yoga.

Practicar Yoga nos ayuda físicamente, haciendo que nuestros músculos se estiren y se fortalezcan. Ayuda a nuestras articulaciones a mantener o recuperar su rango de movilidad natural. Nos recarga energéticamente o nos libera del exceso de energía física. Igualmente mejora nuestra capacidad respiratoria.

Pero además de todos estos beneficios físicos, también podemos obtenerlos a nivel mental y emocional

Ser más conscientes trasforma nuestra vida, porque la conciencia lo es todo. Tener conciencia de nosotros mismos, de lo que nos rodea, ser conscientes incluso de nuestra  propia conciencia. No solucionamos nuestros problemas, nos hacemos conscientes de ellos para poder explorarlos y resolverlos. Tomar contacto con nuestro cuerpo, no es otra cosa que ser más conscientes de él, de lo que siente y manifiesta. Somos seres de conciencia. Lo que somos es en realidad, conciencia. Y practicar yoga nos ayuda a conectar con esa conciencia de la que estamos hechos.

Porque nos permite desarrollar nuestra capacidad de estar presentes: prestar atención a nuestro cuerpo nos sitúa directamente en el momento presente. Dirigir nuestra atención a la respiración o a alguna sensación corporal nos entrena a estar en el aquí y en el ahora.

Porque nos enseña a regular nuestras emociones: para poder regular nuestra emociones, necesitamos desarrollar la habilidad de estar presentes. Porque cuando estamos presentes, somos capaces de parar la fuerza con la que ciertas emociones nos controlan a veces. Nos permite parar y recapacitar. Nos da tiempo para observar y sentirnos y poder así decidir cómo queremos reaccionar.

Porque nos aporta autoconciencia: El Yoga nos enseña a conectar con nosotros mismos. Nos hace estar en sintonía con nuestras sensaciones, emociones y pensamientos. Nos permite conocernos enseñándonos nuestros miedos y vulnerabilidades y también nuestras virtudes.

Porque nos hace sentir más conectados: curiosamente cuando más nos conocemos y más en contacto estamos con nosotros mismos, más desarrollamos un sentido de conexión con los demás y también con lo que nos rodea.

Porque nos aporta un propósito, una intención: practicar yoga requiere de disciplina y de valor. Porque no siempre es fácil ponerse en la esterilla. A veces tenemos que luchar contra la pereza, otras contra el miedo a sentir nuestro cuerpo. Hay ocasiones en las que las emociones hacen acto de presencia y no sabemos muy bien por qué. Pero seguimos practicando porque tenemos el propósito de mejorar, de conocernos mejor, de profundizar en nosotros para ser y compartir nuestra mejor versión.

Seguro que tras leer estas palabras te sientes tentad@ de comenzar tu práctica de Yoga. Ese es el paso más importante. Dejar de leer para empezar a experimentarlo por ti mismo. El yoga hay que sentirlo, no entenderlo. Y no puedo dejar de animarte para que lo hagas. Busca un buen profesor, alguien con experiencia. Alguien que sepa conectar consigo mismo y que pueda guiarte en el proceso sin miedo y con seguridad. ¡Pero ve a clases, no lo dejes más tiempo!

Compártelo si crees que puede ser interesante para alguien:

Share on facebook
Share on whatsapp

Si quieres saber más, no te pierdas estos posts sobre yoga:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.