fbpx

25 Razones por las que necesitas conectar con tu cuerpo

Conecta contigo

Sólo podemos vivir una vida saludable, bondadosa y efectiva si lo hacemos conectados con nuestro cuerpo. Muchos vivimos sin saber por qué nos sentimos tan mal, sin darnos cuenta de que la solución a la mayor parte de nuestros problemas no se encuentra fuera de nosotros, sino dentro. En el calor del hogar que se haya dentro de nuestro cuerpo.

En el post de la semana pasada te comenté cuáles eran las señales a las que deberías prestar atención para saber si estabas desconectada de tu cuerpo. Y hoy voy a hablarte de los motivos por los que una vida lejos de tu cuerpo, no tiene sentido. Te voy a dar 25 motivos para conectar contigo, pero hay muchos más. Y aunque te parezca que exagero, no lo hago en absoluto. Ante el escepticismo que pueda surgir en ti, mi recomendación es: “no creas una palabra de lo que digo, compruébalo por ti mism@”.

25 razones para conectar con tu cuerpo:

En un tiempo de caos, tu cuerpo es tu ancla.

En una época llena de desconfianza, tu cuerpo es fuente de sabiduría natural

En tiempos de desconexión, la conexión comienza primero contigo mismo, luego con los demás y finalmente con el planeta del que eres parte.

Tienes acceso a nuestro propio “sistema operativo”, es decir a tu propio mecanismo único de funcionamiento.

Puedes llegar a conocerte profundamente.

Dejas de sentirte una víctima y te relacionas con los demás de manera más eficiente y satisfactoria.

Surge en ti la bondad natural.

Sabes lo que trasmites a los demás.

Dejas de actuar automáticamente y empiezas a decidir cómo quieres comportarte.

Eres capaz de manejar tus neurosis y tus emociones ya no te descontrolan.

Eres un líder más convincente, un padre más sensible y un amante vibrante.

Dejas de ser tan “mierda seca” (término que define esos momentos en los que no te aguantas ni a ti mismo).

Eres capaz de sanar las heridas de un pasado que aún te afecta a día de hoy.

Disfrutas plenamente de TODOS los gozos de la vida.

 

Dejas de complicarlo todo y empiezas a disfrutar de la simplicidad de las relaciones personales.

Eres más creativo.

Vives en sintonía con el propósito de tu vida.

Te sientes verdaderamente en casa dentro de tu cuerpo.

Juegas libremente con los niños de todas las edades.

Te liberas de todas esas adicciones; las pequeñas y las grandes.

Vives en contacto con tus necesidades y valores y los demás no te influencian más de lo que tu les permites.

Emanas un erotismo que nada tiene que ver con los estándares de belleza establecidos. 

Aportas tu semilla para un mundo mejor… que puede sonar a ñoño, pero que es la pura verdad.

Te sientes completamente vivo la mayor parte del tiempo. 

Compártelo si crees que puede ser interesante para alguien:

Share on facebook
Share on whatsapp

Si quieres saber más, no te pierdas estos posts sobre autoconocimiento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.